Share It

jueves, diciembre 02, 2010

JANUCÁ EN LA PRENSA












Lorca
La Janucá ilumina el Huerto Ruano cinco siglos después
La fiesta judaica ´de las luces´ se celebró anoche después de 518 años Esta festividad conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía






El rabino Guil Beyamín de la Fundación Sefarad Beitenu ofreció una conferencia antes del acto, organizado por la Federación San Clemente. JUAN CABALLERO
FRANCISCO GÓMEZ La primera fiesta pública de la Janucá que se celebra en la Región de Murcia después de 518 años tuvo lugar anoche en el Huerto Ruano de Lorca. La festividad estuvo organizada por la Fundación Sefarad Beitenu y la Federación Festivo Cultural San Clemente de Moros, Cristianos y Judíos.Los tres grupos judíos que participaron en la fiesta fueron los encargados del primer encendido público del candelabro judío. La ceremonia se repetirá en años sucesivos coincidiendo con el final de las fiestas de San Clemente, según confirmó ayer el presidente de la Federación de San Clemente, Luis Antonio Torres del Alcázar.La Janucá es una festividad que se celebra durante ocho días, y en la que se conmemora la derrota de los helenos y la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalén de los iconos paganos, en el siglo II antes de nuestra era. La festividad acontece el 25 de Kislev del calendario judío, entre finales de noviembre y de diciembre del calendario gregoriano.Según la leyenda, que rememora Torres del Alcázar, «los judíos se encontraron con que solo había una jarra de aceite para alimentar el candelabro de siete brazos que representa los siete espíritus de Dios. El combustible solamente podía soportar el alumbrado durante un día y «milagrosamente pudo hacerlo durante ocho, que es el tiempo durante el que se celebra la Janucá», explica el presidente de la Federación.Con el acto celebrado anoche en Lorca «se pretende anunciar a los cuatro vientos el milagro del aceite y la supervivencia del pueblo judío, que representa la supervivencia ante la adversidad que sienten las personas en su vida cotidiana», relata Torres del Alcázar.El acto estuvo precedido de una conferencia informativa sobre la fiesta de Hanukkah o fiesta de las luces, que ofreció el rabino Guil Beyamín de la Fundación Sefarad Beitenu. Bayamín donó una lámpara ritual judía a la ciudad de Lorca para que se instale en la sinagoga del castillo de la ciudad, actualmente en fase de restauración. También fue cedida a la ciudad una escultura de la artista Nati Serra que emula el Muro de las Lamentaciones (Kotel Maaravi) del antiguo templo de Jerusalén.Según los organizadores del acto la celebración de esta fiesta en Lorca adquiere una relevancia especial porque la ciudad posee una de las mayores colecciones de España de lámparas rituales judías, localizadas en las excavaciones de la judería hallada en el castillo de Lorca en el año 2003. Estas ´hanukillas´ o lámparas de aceite de ocho brazos son las que los judíos de Lorca encendían durante la Janucá.

Primera visita judía a la Sinagoga de Lorca,Sr.Michael Freund y Rabino Eliahu Birnbaum de Shavei

Primera visita judía a la Sinagoga de Lorca,Sr.Michael Freund y Rabino Eliahu Birnbaum de Shavei

Entrega de cuadro de la Sinagoga de Lorca al Gran Rabino de Israel Schelomo Amar Schlittal

Entrega de cuadro de la Sinagoga de Lorca al Gran Rabino de Israel Schelomo Amar Schlittal

Datos personales